Fecha/Hora: 00-00-0000 00:00:00 [0]

ULEA FESTEJA SAN ANTÓN, AÑO 2011

Foto 01:
Video:

Como todos los años, siguiendo la tradición con una asistencia de unas 1000 personas aproximadamente, Ulea festejó San Antón 2011. Se inició la fiesta con una Misa celebrada ante la explanada de la ermita por su sacerdotes D. José María Hidalgo y D. José Carrillo hijo de Ulea, se bendijo a los animales que llevaron sus portadores, y después de este gran jubilo se pasó a degustar los manjares de San Antón: que están hechos por un gran mago culinario llamado Eusebio: hombre muy conocido y que conoce los gustos de Ulea y nos dio una degustación a base de: arroces encantadores, ensaladas de todo tipo, gachasmigas insuperables, bebidas y vinos, lomos de cerdo para todo aquel que le gusta la carne asada ya que en el recinto hay numerosas parrillas para que la gente pueda asar sus carnes, y como apoteosis final: la Corporación Municipal obsequio a todos los asistentes a la degustación de churros con chocolate. El pueblo y sus vecinos vivieron momentos de gozo, alegría y jubilo que en estos momentos son tan necesarios para compartir las penas y alegrías. El origen de esta fiesta se remonta mucho tiempo atrás sin especificar su origen y tradición inmemorial que se transmite de padres a hijos y que perdura en la memoria; llegando a adquirir un importante esplendor y grandeza después de las fiestas de sus Santos Patrones: La Santa Cruz y San Bartolomé. Puesta en actualidad por el Ayuntamiento del pueblo, el cual ante la aclamación de las numerosas peticiones de sus ciudadanos: adquirió los terrenos para su enclavamiento, para así poder preservar y Conmemorar la alegría de sus gentes, hecha una realidad ante el clamor y la petición masiva de su pueblo. Esta ermita se encuentra enclavada en la Mu-301 dirección Madrid y en un lugar conocido como Cuesta Blanca y próximo a la Losilla y la Rambla del Tinajón. Año tras año, esta vieja costumbre va aumentando y la gente manifiesta su alegría interna que nos caracteriza como uleanos y junto con nuestros vecinos limítrofes de este encantador Valle de Ricote, festejamos la fiesta de San Antón, como una explosión de alegría y felicidad entre seres humanos que se aman y comparten el Bien Común de los pueblos.